La Directora General de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), Fernanda Raverta, anticipó que se encuentran trabajando en un aumento para los jubilados que le gane a la inflación”.

Raverta se refirió a los objetivos de su nuevo rol y sostuvo que “lo principal es que la ANSES vuelva a ser un organismo de proximidad con los argentinos”.

“Insisto con la idea de que volvamos a ser los que te llevemos a Cataratas, los que ayudan a que los chicos tengan computadora, a que te asistamos cuando hay un nacimiento, a que los jubilados tengan cursos, talleres, a estar cerca siempre, toda la vida. Es evidente que el gobierno asumió en una situación de crisis gravísima, social y económica, y ahora se suma la crisis sanitaria”.

“Tenemos que ser un instrumento de esta reconstrucción de la Argentina, pero no de forma acartonada, difícil, áspera. Nosotros aspiramos a una ANSES muy presente y amigable”, añadió.

“El gobierno anterior cambió el logo: ANSES pasó a escribirse con minúsculas. Es todo un símbolo. Parte de un estilo parecido al que usaron para convertir el Ministerio de Trabajo o el Ministerio de Salud en secretaria de Trabajo o de Salud. Minimizar, achicar, bajarle la categoría a todo lo que apunta al contacto directo con la gente”.

Fernanda Raverta fue consultada, además, sobre las diferencias de algunos sectores con el rol que desempeña la Administración Nacional de la Seguridad Social, con clichés que la asocian al “otorgamiento de planes que fomentan la vagancia”.

En cuanto a eso, sostuvo: “La ANSES está fundada en la solidaridad. Ahí está la clave: solidaridad con todos. Y ahora fíjese que muchos revisan aquella forma de ver las cosas. Ayer estuve en Esteban Echeverría viendo como funcionaba la cobranza de los 10.000 pesos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Se me acercó una persona y me dijo: ‘yo tengo una heladería. Soy monotributista. Ahora estoy vendiendo por delivery, pero con eso no me alcanza de ninguna manera. Los 10.000 pesos de la IFE me resultan fundamentales’.

También hizo hincapié en las primeras medidas de su gestión: “El decreto con mi designación se firmó el viernes 1 de mayo y mi primer día hábil fue el lunes 4. Lo primero que hice fue declarar que la ANSES realiza trabajos esenciales, o sea que volvieron a sus puestos los trabajadores de la institución que no están en edad de riesgo ni tienen enfermedades pre-existentes u otras excepciones. No abrimos las puertas de las oficinas para el público, pero ya se está trabajando adentro. Y, además, estamos trabajando en un sistema para otorgar turnos y mantener las distancias”.

Por otra parte, Raverta fue consultada por la situación que se dio con las colas de jubilados el viernes 3 de abril: “Se está ordenando. Colas va a haber. En esta semana cobran 1.300.000 personas. Pero una cosa es lo que viene ocurriendo desde hace años y otra cosa es que haya asistencia de los empleados del municipio, del correo, de la ANSES, del banco”.

“La ANSES tiene que ser una organización amigable y el banco tiene que ser amigable, ayudando al que necesita cobrar o hacer un trámite o usar el cajero automático. De eso se trata la cercanía”.

En cuanto a los postulantes al Ingreso Familiar de Emergencia que fueron rechazados, sostuvo: “Estamos trabajando en eso. La gente va a poder llenar los casilleros que no pudo o no supo llenar. No habrá nuevos beneficiarios, pero sí se revisarán los que se presentaron, tuvieron dificultades, y no tienen el beneficio”.