Melissa Etheridge, la reconocida cantante de rock, anunció en las redes sociales la abrupta muerte de su hijo de 21 años, por causas relacionadas con la adicción a los opiáceos.

El joven se llamaba Beckett Cypher y nació de la relación entre la artista y su exesposa, la cineasta Julie Cypher. En ese matrimonio también nació Bailey, en febrero de 1997 y ambos hijos fueron concebidos por Cypher, gracias a la inseminación artificial. El padre biológico se reveló más tarde era el cantante de rock David Crosby.

Este miércoles, el jovencito falleció y Melissa Etheridge quedó devastada: “Hoy me uní a los cientos de miles de familias que han perdido a sus seres queridos por la adicción a los opiáceos. Mi hijo Beckett, que sólo tenía 21 años, luchó por superar su adicción y finalmente sucumbió hoy. Será extrañado por aquellos que lo amaron, su familia y amigos. Mi corazón está roto”, comenzó expresando su mamá.

 

“Estoy agradecida por aquellos que han llegado con sus condolencias, siento su amor y sincero dolor. Luchamos con lo que podríamos haber hecho para salvarlo, y al final sabemos que ya ha salido del dolor. Cantaré de nuevo, pronto. Siempre me ha curado”, finalizó la referente de la visibilidad LGTBIQ.