Al igual que muchos otros, el sector artístico se encuentra en medio de una incertidumbre y preocupación desde lo económico y laboral. Actores, actrices, productores, cámaras, vestuaristas, músicos y todo el personal que hay detrás, se encuentran con sus actividades suspendidas y algunos, sin cobrar. Ante esa situación, Ricardo Darín brindó una entrevista y habló al respecto.

El actor comenzó reflexionando sobre el papel del arte en nuestra sociedad y expresó: “Con este confinamiento hemos tenido la oportunidad de entender hasta qué punto la realización de películas y series, eventos artísticos musicales, conciertos y demás ayudan a la comunidad internacional a tener contacto con algo más allá de lo que nos sugiere este encierro”.

Ricardo Darín aseguró que entiende que su trabajo no es considerado esencial pero explicó: “Lo que pasa es que tenemos un stock de cantidad de series y de películas y manifestaciones artísticas que nos permiten suprimir nuestra actividad este momento, más allá de lo que significa económicamente”.

En otro momento de la entrevista, le preguntaron si “¿tenemos que acudir a la comedia como una manera de tratar de relajarnos y hacer catarsis?”, a lo que el artista respondió: “Hay dos aspectos importantísimos de lo que acabás de decir. Una de las cosas que tuve oportunidad de leer es que el sistema inmunológico de cada individuo se nutre en gran medida de su estado de ánimo, o sea de su posibilidad de reír”.

Por último, al referirse a las consecuencias económicas que deja la cuarentena, Darín se dirigió a los sectores privilegiados y empresarios, para hacerles un pedido. “Por favor, con una mano en el corazón piensen en los más vulnerables, en los más frágiles, en la gente que menos tiene, que lamentablemente cada vez es más en este mundo”, comenzó.

Luego, continuó: “Quiero pedirles que por favor tomen clara consciencia de que son los que realmente pueden mover la aguja, que son los que pueden producir un cambio importante. El planeta nos está demostrando que cuanto menor es la intervención del ser humano, mayores posibilidades tiene de recuperar sus fuentes naturales”.

Como frase final, Ricardo Darín lanzó: “Tomen consciencia, que lo hagan por sus hijos y por sus nietos, que, en definitiva, todos estamos metidos en la misma sopa. A ellos sí me dirijo y les pido que por favor piensen en eso”.