Laurita Fernández dejó en claro que sigue amando a Nicolás Cabré y que no ve posibilidades de reconciliación. En una nota, la actriz confesó: “Me separé y me pegó como la angustia. No fue angustia oral, me pegó como la angustia que se me cerró el estómago”, comenzó.

“Pasé por un proceso y sigo pasando por esta situación, que al principio era el masoquismo a full de ponerme a ver fotos y videos y cosas. Pero también me permití y entendí que necesitaba pasar por eso, hasta que yo misma, dije que ‘ya está, acá está’”, explicó luego la bailarina.

Ahora, en un nuevo intercambio de preguntas y respuestas con sus seguidores de Instagram, Laurita Fernández tuvo un tremendo sincericidio.“¿Qué preguntas me hacen? Y tienen razón, no estaba preparada para tanto… Me están preguntando ¿cómo hice para superar la separación? No la superé, estoy para el ort…, pero la vida sigue. ¿Qué voy a hacer?”, reconoció.

Al notar la preocupación de sus fans por su estado de ánimo, explicó con humor: “Tomé agua, no estoy ebria. Estoy cansada. Cuando tengo sueño me pasa esto”.

Por último, Laurita comentó algo inesperado y gracioso: “Me da mucha risa que me estén ofreciendo tortas. Me están escribiendo pastelerías para ayudarme a superar el bajón. Por un momento me imaginé rodeada de Selvas negras, comiendo. Los amo”.