La polémica por la venta de “maquinitas faciales” no abandona las redes sociales. Cinthia Fernández sostiene que la China Suárez es una de las vendedoras y “reclutadoras” de otra marca que, aparentemente, trabaja de la misma manera.

En varias ocasiones, la actriz ya se manifestó al respectó y aclaró mediante su cuenta de Twitter que no quería vender ninguna maquinita y que los productos que ella usaba ni los vendía, ni reclutaba gente, ni obtenía descuentos por mostrarlos.

Sin embargo, la acusación de Cinthia se basó en una supuesta cuenta de Instagram paralela que tiene la China Suárez, en donde se comercializan productos de belleza, que ella misma muestra. Junto a varias capturas de la cuenta de Erlijman, la bailarina escribió: “Es el Instagram de ella (por la China) que tiene aparte, exclusivo para esto”.

China Suárez y Lorena Erlijman no comparten la misma cuenta.
Ante tanta repercusión y escándalo, la dueña de la famosa cuenta, decidió aclarar los tantos, a través de una historia de Instagram: “Ya sé lo que están diciendo en todos lados. Creo que no hace falta que aclare, ¿no? Esta cuenta es exclusivamente mía. Soy profesional de la estética desde hace 17 años. Siempre mi nombre de fantasía fue Chiloft. El ‘Chi’ viene de ‘energía vital universal, no por el apodo de nadie”.

Lorena, la propietaria, continuó: “Muchas de mi seguidoras me conocen de tratamientos y capacitaciones que he realizado/dado y saben de mi esfuerzo y profesionalismo. Tengo una linda relación profesional con la China Suárez. Ella me conoció en esta cuenta. Sigue mis consejos y masajes faciales porque le gustan y muestra algunos de mis trabajos”.

Por último, para defender a la China, la esteticista especificó: “No es la dueña de Chiloftbeauty ni gana comisión por nada de lo que yo realizo. Yo solo trabajo y vendo productos con lineas de productos profesionales”.

 

El descargo de la esteticista de la China Suárez fue compartido por la actriz.