Hace tiempo que Ivana Nadal no teme mostrar su cuerpo, con poca ropa, en su cuenta de Instagram. Sus mensajes siempre tienen el objetivo de transmitir que cada uno debe aceptarse como es. Hace unos días, compartió una serie de fotografías, en diferentes poses, en donde se le marcan “rollitos”.

“Realidad. Todas soy yo. Con segundos de diferencia. Con posturas diferentes y actitudes diferentes. En todas me amo. Y no me es fácil. Pero aprendo y disfruto el proceso. Date amor. Con y sin abdominales♥️ TE LO MERECES”, escribió.

Tras la repercusión, Ivana Nadal decidió subir un video en el que habló de la mala experiencia que vivió cuando tomó pastillas para adelgazar. “Todo lo que dicen de mí me hace dar cuenta de que claramente no saben quién soy”, comenzó.

Luego, la conductora continuó: “Yo era mucho más flaca que ahora y, por todos los trastornos mentales de la sociedad, que me dijo que era gorda y que yo tenía que adelgazar y que el estereotipo de mina era otra, nunca me había reconocido como flaca”, contó y detalló que durante un tiempo sufrió alteraciones en su peso: “Y engordé, subí de peso, dejé de cuidarme, y me cuidé de nuevo, hice dieta, y otra vez dejé de cuidarme, y engordé y volví a hacer dieta”.

Al tiempo que comenzó a tomarlas, Ivana declaró: “A la semana ya había adelgazado, estaba súper deshinchada. Me acuerdo que estaba muy chupada. No sé si la grasa de mi cuerpo se había removido, pero sí sé que la retención de líquido, que es natural en un cuerpo humano, había desaparecido. Entonces, estaba súper chupada. Pero las ojeras también estaban súper chupadas. Y mi piel no se veía brillosa, porque toda el agua que ingería se me iba. Era agua baja en sodio. ¿Para qué? Para que no retenga nada de lo que vos estabas comiendo ni tomando. Entonces, obviamente adelgazas”.

Cuando se dio cuenta de lo que realmente estaba sucediendo con su organismo decidió dejar de tomar las pastillas. “¿Qué pasó? Al otro día, automáticamente, se me inflaba la cara, el estómago, los brazos, las piernas”, confesó.

“Y el odio que yo sentía para conmigo, porque mi cuerpo no reaccionaba como yo quería. ¿Por qué sos así de linda cuando tomás pastillas y cuando las dejo vuelvo a ser una gorda asquerosa?”, dijo sobre lo que se planteó en su momento. “Vuelve la celulitis, la retención, me pongo un jean y me aprieta. Yo soy una mierda. No sirvo para nada. Al final, todo lo que hago no sirve para nada. No nací para tener un buen cuerpo”, continuó Nadal.

En uno de los momentos finales del video, Ivana Nadal dijo: “Agradecer tus logros, abrazarte, quererte, perdonarte. ¿Me voy a seguir culpando porque tomé pastillas y eso me cambió todo el organismo? No. Ya está. Avanzá. Las pastillas pasaron. Ahora viví el presente”.

View this post on Instagram

Lo grabe hoy cuando me levante. Es largo pero hace bien. Ponele play y déjate llevar. Si te aburre, lo sacas. No prejuzgues. Inténtalo una vez☝🏻 Lo que puedo prometerte es que sale del fondo de mi corazón, y que ME ENSEÑA mucho más de lo que te imaginas. Si, mi propio vídeo😳 No planeo jamás que voy a decir, empiezo a hablar y bueno 🤪 ajjaj Hay veces que hablo más y veces que hablo menos, pero siempre siempre para tratar de comunicarte un mensaje copado💪🏻♥️ Algo re simple que si lo laburas bien, te cambia la vida. Y es GRATIS. Y solo depende de vos!!! 😳 Alto flash no? Bueno. Ahora escúchate el vídeo y después contame en un comentario o por msj directo, que sentiste. AMO LEERLOS♥️🙏🏻✨

A post shared by Ivana Nadal (@ivinadal) on