Durante el día de hoy, el Senado someterá a votación el proyecto para la nueva Ley de Alquileres. En caso de ser aprobado sin modificaciones, quedará definitivamente sancionada la nueva norma que establece contratos más largos y amplía las opciones de garantía para inquilinos.

Cabe destacar que a fines del año pasado había sido aprobado por la Cámara de Diputados y en el Senado hay consenso para convertirlo en ley, aunque no se descarta que alguna modificación de forma obligue a devolverlo a la Cámara baja.

A pesar de esto, según informó NA, no hay diferencias entre los senadores en cuanto a los puntos principales de la nueva Ley de Alquileres, para propietarios e inquilinos de inmuebles con destino a vivienda, como la extensión de los contratos a tres años.

El proyecto establece además que la actualización del valor del alquiler será anual y ya no semestral, como ocurre actualmente con la mayoría de los alquileres en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

El aumento anual deberá hacerse sobre un índice conformado por las variaciones mensuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y el de salarios (RIPTE).

Por otra parte, la iniciativa establece que “los contratos de locación deben ser declarados por el locador ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)“, un punto importante porque evitará la firma de contratos “en negro”.

 

Fuente: Noticias Argentina