Hace más de un mes, cuando Fede Bal terminó el tratamiento de rayos para luchar contra el cáncer de intestino, Carmen Barbieri manifestó su preocupación: “Tiene un cáncer hereditario. Se lo detectaron gracias a Sofía, su novia, quien cuando se enteró que se descomponía muy seguido lo mandó al médico. Le sacaron 10 pólipos y se encontraron con un tumor de 5 centímetros. Su abuelo falleció de eso”.

Ahora, la capocómica dialogó con Jorge Rial y contó cómo está la salud de su hijo y cuáles son las consecuencias físicas que sufre: “El otro día lo vi muy cansado, venía de hablar con los médicos y hacerse otro análisis de sangre. Y me decía que lo que tiene es incertidumbre porque los médicos todavía no le pueden decir cómo va el tratamiento”.

“Ellos dicen que va bien porque los análisis de sangre dan perfecto y ahora tiene más defensas, porque estuvo en una época de defensas muy bajas, que o dormía mucho o no dormía nada, y con unos dolores impresionantes”, continuó Carmen Barbieri.

Cabe destacar que, luego del tratamiento de dos semanas, Fede Bal deberá esperar un mes para saber si el tratamiento de rayos y quimioterapia dieron el resultado esperado. “Creo que a fines de julio le hacen los estudios definitorios. Estamos esperando a ver qué va a pasar, si es que se reduce el tumor y no hay que operarlo, o si no se redujo y hay que operarlo. El mientras tanto es terrible y hay que saber llevarlo”, contó Carmen.