La China Suárez y Benjamín Vicuña vienen enfrentando varios rumores de crisis y aunque guardan silencio, hace poco salió a la luz una discusión que tuvieron. Sin embargo, ninguno se refirió al tema, pero parecen estar atravesando la cuarentena, desde lugares muy opuestos.

La actriz se volcó a los tutoriales de belleza, mostrando productos que le envían y diferentes estilos de maquillaje. Además, viene cambiando su look a menudo. Hace unos meses, optó por el cabello corto y durante la cuarentena, se cambió el color del flequillo.

Ahora, la China Suárez se mostró con cabello largo y expresó: “Bueno, como ven, me dejé crecer el pelo”, bromeó en un video que posteó en su cuenta de Instagram y aclaró: “No, mentira. Volví al pelo largo“. También aprovechó para explicar cómo logró colocarse las extensiones.

Aclarando que no rompió el aislamiento, la actriz dijo: “Por FaceTime. Vieron cómo es todo esto ahora. Acá -sostuvo, mientras se señalaba el flequillo- me quedó un poco naranja. Estoy practicando”, mostrando el cambio de look anterior que también se hizo sola. “No me hallaba con el pelo corto, chicos. No me hallaba. Me aburro rápido”, declaró con humor la China.

Desde un lugar totalmente opuesto, Benjamín Vicuña habló de la relación que construyó con sus hijos durante esta cuarentena: “Creo que lo mejor es que puedo disfrutar de mis hijos, sin tener los viajes y el trabajo en medio. Aprendo mucho de ellos, escucho sus palabras, comparto sus sentimientos, les cuento que yo también extraño a mis viejos, vivo el día, disfrutamos, hacemos deporte juntos. Los niños nos enseñan mucho, a desdramatizar y está bueno porque le restamos un poco de carga”.

Además, contó que se encarga de ayudar con las tareas escolares a sus hijos quienes por el momento “no extrañan el colegio” y entienden que este esfuerzo es por cuidar a la gente más grande”. Y admitió que con su familia están viviendo una “pandemia con muchos privilegios, con comodidad y viviendo un embarazo”.