La primera carrera del calendario 2020, que será recordado como uno de los más inusuales en la historia, será en el circuito Red Bull de Österreichiring, Austria. El primero de los 8 grandes premios que hay confirmados hasta ahora promete tener un récord de audiencia televisiva, no sólo por la emoción después de estos meses de ausencia, también por ser la primera carrera del último año de varios corredores en sus actuales equipos, como Carlos Sainz Jr., Sebastian Vettel o Daniel Ricciardo.

“Esperamos tener la audiencia más alta de todos los tiempos. La gente está deseando volver a ver una carrera. Ahora nos hemos dado cuenta de todo lo que la Fórmula 1 significa para Austria”, afirmó Helmut Marko, asesor de Red Bull, en palabras recogidas por el portal web alemán Motorsport Total.

circuito red bull
GP de Austria, Circuito Red Bull. (Fuente: Wikipedia)

¿Qué cambiará este fin de semana respecto de la Fórmula 1 como la conocemos?

En primer lugar, tal vez el elemento más trascendental y obvio (dado el contexto mundial): Se correrá sin público. Hablamos no sólo de los fanáticos que cada fin de semana llenan las gradas de los circuitos, sino también de los invitados vip, representantes de marcas, personajes célebres del mundo de las carreras, equipos de prensa de todo el mundo, familiares de los corredores, y un largo etc. que compone centenares de personas que no estarán presentes en Austria, y quizás en ninguna de las carreras de este año.

Lee también   Bayern Munich busca alcanzar una nueva final ante Lyon: horario, TV y formaciones

También hay severas modificaciones para reducir al mínimo posible la circulación de personas, tanto en la pista como en los boxes. Esto incluye las ceremonias iniciales, los espacios donde los mecánicos esperan para el cambio de cubiertas y reparaciones, los podios y la puesta en marcha de los automóviles en pista. A continuación, el nuevo reglamento deportivo introducido por la Federación Internacional del Automóvil:

Los comisarios podrán operar de forma remota en circunstancias excepcionales, si las condiciones lo requieren.

Se ajustan los periodos de toque de queda debido a las condiciones de trabajo con distanciamiento social.

Modificación de las regulaciones de asignación de neumáticos para dar mayor flexibilidad operativa a la FIA y a Pirelli.

Introducción de un límite de personal para los equipos en la parrilla de cada gran premio.

Ajustes a ciertos procedimientos de carrera (inicio, reanudación de carrera, etc.).

Cambios en la ceremonia del podio debido a las restricciones provocadas por el coronavirus.

(Fuente: F1.com)

En síntesis, veremos a través de nuestras pantallas un menor caudal de gente circulando en cada espacio de la pista. Pero no hay que desilusionarse, dentro de cada coche sigue habiendo un solo corredor como siempre, y en la pista veremos a 20 pilotos compitiendo por sumar la mayor cantidad de puntos para una tabla que tendrá muchas menos unidades que lo habitual.

Lee también   Éxito total en Santa Teresita: primer muelle relevado este fin de semana

En este sentido, podremos encontrar una manera diferente de disfrutar este año de la Fórmula 1. En 2019 el calendario tuvo 21 carreras. Esto significó (como hace muchos años) que los equipos que poseen más recursos pudieran sustentar sus equipos y sus pilotos durante el trayecto de todo el año.

ekucwoawsaa47rc

Siendo optimistas, el 2020 rondará 12 carreras. Esto significa que los equipos más chicos podrán arriesgar al máximo recursos que normalmente tendrían que administrar para el doble de circuitos. Si estamos cansados de que haya tanta diferencia de puntos entre Mercedes, Ferrari, Red Bull, y todo el resto de las escuderías, este será un año para disfrutar y que garantizará algunas sorpresas en la tabla final.