Las parejas tucumanas recibieron hoy dos noticias, una buena y una mala relacionadas con la “nueva normalidad” que impuso la pandemia de coronavirus y que afectó su rutina sexual. Lo positivo es que se autorizó la reapertura de los hoteles alojamiento, a partir del próximo lunes, con lo cual llegará a su fin una prolongada “abstinencia”, al menos en lo que respecta a encuentros íntimos en esos establecimientos.

Sin embargo, la novedad también tiene un aspecto que muchos tucumanos en las redes sociales consideraron como negativo: solamente podrán acceder a los moteles las personas que presenten una fotocopia de su DNI.

La medida, dispuesta por el Comité Operativo de Emergencia provincial, fue comunicada hoy por el subsecretario General de la Gobernación, Pedro Sandilli, quien enumeró los cuidados especiales que deberán cumplir tanto los hoteles alojamiento como sus clientes para evitar contagios de coronavirus.

“Aquellas personas que hagan uso de estos establecimientos deberán presentar una fotocopia del DNI para que permitan hacer la trazabilidad de los clientes”, indicó el funcionario.

Sandilli aclaró que la polémica condición que deberán cumplir las parejas tucumanas fue solicitada por el Ministerio de Salud Pública de Tucumán. Dijo que, con esa documentación, las autoridades sanitarias podrán realizar un seguimiento ante un eventual caso confirmado de Covid-19 entre quienes asistan a los hoteles alojamiento.

“Es un requisito esencial porque si se hay un contagio se necesita saber dónde se generó”, remarcó Sandilli.

El funcionario aclaró que, si aumenta el número de contagios y se modifica la situación epidemiológica por el coronavirus en Tucumán, dichos establecimientos deberán volver a cerrar sus puertas.

La semana pasada, los propietarios de los hoteles alojamiento realizaron una protesta frente a la Casa de Gobierno de Tucumán para solicitar que se les permita trabajar y presentaron un protocolo de bioseguridad. Finalmente, el COE le dio el visto bueno a la propuesta de reapertura, que se concretará el próximo lunes.

Fuente: La Nación