Ayer domingo, durante la tarde, personal de la comisaría tercera suspendió una fiesta que se realizaba en un salón de avenida Colón al 1200.

Los efectivos policiales recorrían la zona cuando advirtieron que se estaba incumpliendo con el Decreto Nacional que prohíbe la realización de todo tipo de eventos para prevenir el coronavirus, por este motivo, procedieron a desalojar el lugar donde había 80 personas.

Alfredo Díaz, el jefe de la Comisaría Tercera de Tucumán, explicó: “Realizábamos recorridos preventivos cuando vimos las luces del local encendidas y varios vehículos estacionados. Al golpear la puerta nos atiende un hombre quien era el dueño de la fiesta y nos dice que estaban reunidos con familiares, al ingresar vemos que había más de 50 personas e inmediatamente le informamos que deben desalojar el local”.

Los efectivos supervisaron que el desalojo se cumpliera sin incidentes, en media hora el local quedó cerrado y las personas se retiraron. En las nuevas flexibilizaciones de la cuarentena que se anunciaron en la provincia no se incluyen la realización de fiestas numerosas ni en casas de familias ni mucho menos en salones de eventos.