En el primer fin de semana de habilitación del turismo interno en Tucumán, el segundo destino más elegido por los turistas locales fue San Pedro de Colalao. El delegado comunal, Walter Mamaní, contó que el buen clima ayudó a al regreso a la villa y la particularidad del fin de semana fue que los visitantes eligieron pasar el día y volver a la Capital.

El pasado lunes, el presidente del Ente Tucumán Turismo, Sebastián Giobellina, informó que se sacaron aproximadamente 700 permisos para la villa turística. “Si bien los hoteles estuvieron abiertos, no tuvieron gran movimiento. Por otro lado, la gente que tiene casa aquí si se quedó todo el fin de semana”, contó Mamaní a LV12 Radio Independencia.

En referencia al cumplimiento de las medidas preventivas del Covid-19, Mamaní relevó que no hubo muchas reuniones y que los bares cerraron a las 12. Sin embargo destacó que tanto los turistas como la gente de la zona se relajaron con el uso del barbijo. “Estamos reforzando la campaña por el uso del tapaboca”, expresó.

Consultado por el transporte para llegar a la villa, el delegado de San Pedro de Colalao informó que los medios de transporte están con horarios reducidos, pero que en esta época la gente llega en gran medida en vehículos particulares. “Nos estamos acomodando. Los comercios y los hoteles entienden que no es lo mismo que en otras épocas, hay que tener paciencia. Esperamos que pronto volvamos a tener más normalidad”, concluyó.