“If Only” era la nueva serie turca original de Netflix, pero fue cancelada por presión del Gobierno de Turquía, en un escándalo global sin precedentes por los motivos.

La existencia de un personaje perteneciente a la comunidad LGBTIQ+ dentro de la trama imposibilitó que la productora de contenidos audiovisuales accediera a los permisos pertinentes para grabar de manera segura. 

La información fue confirmada por Ece Yörenç, la creadora de la tira del gigante de streaming que abordaría la historia de un matrimonio muy poco feliz.

La empresa de capital abierto no admitió eliminar el personaje, sino directamente cancelar la producción, corriendo con los costos económicos de la decisión. 

“Los permisos para grabar no estaban garantizados y esto es muy aterrador para el futuro”. 

Así lo declaró Yörenç, lamentando que la plataforma de video bajo demanda haya tenido que cancelar la puesta a punto de su producto, aunque entendiendo la problemática. 

Quien también habló vía redes sociales fue Reed Hastings, CEO de la firma californiana, quien emitió un contundente mensaje en redes sociales. 

El fundador de Netflix quiso bajar el nivel de la polémica asegurando que la situación no implica la ruptura de acuerdos comerciales con el país, ya que, en paralelo, se están desarrollando cinco proyectos más. 


Fuente MinutoNeuquen