Las vidas de Orlando Bloom y Katy Perry habían estado llenas de buenas noticias y bendiciones hasta hace una semana, cuando el primero anunció que su familia había tenido una pérdida importante.

El intérprete comunicó a través de su Instagram que su pequeño caniche llamado “Mighty” estaba desaparecido, por lo cual pedía la ayuda de todos sus seguidores en Los Ángeles para encontrarlo.

Tras días de no dormir, llorar y pedir el pronto regreso de su amiguito canino, la estrella de cine anunció hoy que la búsqueda había terminado, pero con el peor de los desenlaces:

Después de 7 días de búsqueda (…) encontramos su collar. He llorado más esta semana de lo que creía posible.

El corazón del británico está completamente hecho pedazos, y cómo no, pues perder a Mighty ha significado perder a su mejor amigo, el que incluso lo llegaba a acompañar a grandes eventos como la Semana de la Moda en Milán:

Me siento muy agradecido de haber aprendido de mi pequeño Mighty que el amor es eterno y el verdadero significado de la devoción.

Katy Perry también se pronunció en sus redes reposteando el video que subió Bloom, donde se le ve tatuándose el nombre de su perrito cerca del corazón, y junto a él escribió: “Por siempre un agujero en forma de pata en nuestros corazones”.

Sin duda, estos serán unos días muy difíciles para el actor y la cantante, por suerte, aunque nada podrá llenar ese vacío, están por recibir la mayor de las bendiciones en sus vidas.


Fuente MinutoNeuquen