El caso de Jorge Adolfo Ríos conmocionó al país en las últimas horas. El jubilado de 71 años sufrió un robo en su casa de Quilmes y mató a uno de los tres ladrones. Como consecuencia de ello, él fue imputado por el fiscal Ariel Rivas, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial de Quilmes, por el delito de “homicidio agravado por el empleo de arma de fuego”, en perjuicio de Franco Martín Moreyra. Este fue el disparador para que muchos famosos como Cinthia Fernández comentarán sus experiencias con delincuentes.

En El show del problema, Nicolás Magaldi les preguntó a sus panelistas si alguna vez sufrieron un robo y cuál fue su reacción. Ese fue el pie para que la modelo recordará el asalto que sufrió cuando estaba en la final del Bailando. Ella relató cómo la afectó aquel acontecimientos y qué mecanismos de defensa adoptó por si la inseguridad volvía a tocarle la puerta.

«A mí me pasó, no hace mucho, cuando estaba en la final del Bailando, entraron y me desvalijaron la casa. 15 días después, 4 y cuarto de la mañana me forcejearon la puerta de mi casa, yo estaba sola con mis hijas y dormía con un cuchillo debajo de la almohada, a partir de que me desvalijaron”, comenzó relatando Cinthia, con seriedad. Luego, la bailarina dio más detalles acerca de lo que vivió después del robo.

«Lo primero que hice fue llamar a mi mamá porque el día que me robaron el 911 tardó una hora en venir. No es muy confiable. Entonces, la llamé a mi mamá, agarré una lámpara de cemento y un Raid porque lo tenía en la escalera», recordó. «Y dije ‘lo primero que hago es tirarle la lámpara de cemento en la cabeza al primer hijo de pu… que se aparezca’. La alarma estaba activada, porque ya me habían robado, pero tenía la duda de si iba a sonar».

«Después dije ‘el Raid se lo tiro en los ojos’, sin pensar si tenía un arma y me disparaba. Yo pensé que estaba sola con mis hijas. Pero me terminé mudando, a un barrio privado al cual también entraron hace un mes. Me terminé yendo de esa casa y dormí un año con mi vieja en el living y yo con un cuchillo», concluyó Cinthia Fernández, traumada tras vivir un primer robo y apoyando las drásticas medidas que tomó el jubilado de Quilmes.