El Obispo de la Diócesis de la Santísima Concepción, Mons. José Melitón Chávez, confirmó esta mañana que las misas presenciales regresarán a partir del próximo lunes 27 de julio.

En esta “nueva normalidad”, las misas tendrán al distanciamiento social como partícipe principal. Además, el saludo de la paz continuará vedado y la cantidad de personas que ingresen será de acuerdo al espacio físico del templo (no deberá superar el 50% de su capacidad).

“Cada sacerdote ya tiene en su poder este protocolo y que comenzará a ser vigente a partir del día lunes, como para dar tiempo a organizar su gente para esto, sanitización del espacio, organizar la entrada de la gente y todo lo que implica”, relató Melitón Chávez.

“Exceptuamos solamente al celebrante del uso de tapabocas en el momento de la celebración, pero sí deberá hacerlo en el momento que vaya a darle la comunión a los fieles”, aclaró.

También, el prelado dijo que las grandes fiestas patronales seguirán suspendidas. “Tuvimos que poner que siguen suspendidas todo tipo de celebración que impliquen aglomeraciones; es decir, festejos patronales, procesiones, caravanas. Esto todavía no”, finalizó el Obispo.

Fuente: Vientos de Tucumán