Este último jueves, Adrián Suar se refirió a la fuerte crisis que atraviesa Polka, la productora que fundó hace 25 años. Al no ser considerado como trabajadores esenciales, los estudios de grabación cerraron sus puertas a mediados de marzo. Separadas fue una novela que debió terminar abruptamente debido a la imposibilidad de continuar con las filmaciones. Por esta situación, el también actor explicó cuál es la situación de su reconocido emprendimiento hoy en día en TN junto a Diego Leuco.

“Mi situación es parecida a la de muchas empresas en la Argentina que están cerradas. Pero quiero aclarar, porque se estuvo hablando mucho de Polka estos días, que es un problema que yo vengo arrastrando desde hace cuatro o cinco años. No es de ahora. Mentiría si dijera que por la pandemia se terminó la productora. La pandemia lo que hizo fue darme la estocada final”, comenzó Suar dando explicaciones.

“Hace ocho años yo tenía 260 horas (de aire) entre un par de tiras y algún unitario. Un poco más he llegado a tener también. Con un staff de 300 personas más los contratados. ¿Qué cambió para la industria? El negocio. Ya no tengo esa cantidad de horas y si tengo la gente”, dijo. Por otro lado, el empresario de los medios de comunicación aclaró que la situación se puede revertir en un futuro.

“No sé que va a pasar más adelante, no sé cuando se vuelve… Pero muchas de las cosas que Polka tenía están en stand by”, aseguró. En añadidura, Adrián Suar explicó que la situación se agrava al no contar con una tira que tenga una gran popularidad y que pueda transformarse en el «caballito de batalla» para la productora. Además, el intérprete reconoció que la torta publicitaria es un punto a tener en cuenta a la hora de hablar de crisis. Antes era de 350 millones de dólares, ahora no llega a 100.

“Tenemos mucho talento en la Argentina. Los que hacemos ficción, la hacemos bien. Pero cuando ves los recursos no lo podés creer, porque nos parecemos a otros países que no hacen ficción”, confesó. “Me pasó con Polka porque, más allá de los logros personales, yo siempre jugué con el caballo del comisario. Es la verdad”, reconoció. Y dijo que, aunque no recuerda con exactitud el número de éxitos que produjo, hoy eso no es posible en ningún canal de televisión.

“Tengo el desafío de ver cómo me reinvento, si puedo”, aseguró Suar. Luego, habló sobre si realmente piensa que podrá reabrir Polka post-coronavirus. “Yo quiero pelear. A mí, internamente, conmigo, con mi terapia y con mis amigos, lo que más me dolería es quebrar. Que el negocio me tape. Para decirlo de manera real, Polka siempre fue una productora modelo en la que estuvo todo bien. Esta es la primera vez que tengo estos líos”, afirmó el Chueco.