Caras eligió como protagonista de su última tapa a Máxima Zorreguieta, la Reina de Holanda y a su hija mayor, Amalia, de 16 años. La misma se centró en la imagen de la adolescente y en su talla. Esto generó una enorme ola de críticas en las redes sociales. “La hija mayor de Máxima luce con orgullo su look ‘plus size’”, fue el título de la portada, cuya bajada agrega: “Amalia (16), la heredera al trono de Holanda, víctima del bullying, enfrenta las críticas con fortaleza y el incondicional apoyo de sus padres». Esto generó una ola de críticas que no convenció a Marcela Tauro.

La panelista del programa de Alejandro Fantino se animó a contar qué fue lo que habló con los responsables de la revista. “Yo hablé con los chicos y la idea fue mostrar cómo se repite la historia que tuvo Máxima en su momento. Por el bullying que le habían hecho, que ella en un momento lo había dicho. Pero bueno, quizás, no fue la mejor forma, seguro, coincido”, aseguró la periodista que tuvo contacto con los trabajadores de la revista.

Luego, Marcela Tauro apuntó contra algunas famosas que dedicaron tiempo a criticar fuertemente la publicación. “Pero también es un país de hipócritas. Porque yo vi mucha actriz haciendo posteos, que está bien que lo haga, pero tenemos que cambiar todos la mirada. Porque esa misma actriz es la que vive operándose la cara. Entonces, explíquenme cuáles son los cánones de belleza que hay que tener en la Argentina para trabajar o para no trabajar”.

A lo largo de esta semana, un grupo de famosas compartió en sus redes una columna de la cuenta @mujeresquenofuerontapa. El objetivo era generar conciencia y atacar nuevamente los estereotipos de belleza. Carla Peterson fue la pionera en comenzar a viralizar el texto y muchas actrices la siguieron. “Y porque me preguntan si es verdad esta tapa. Acá les dejo texto de @mujeresquenofuerontapa Porque esto también enferma . Para que las próximas generaciones sean libres y felices esto no puede seguir pasando”, escribió Carla.

Inmediatamente, la publicación de la reconocida intérprete se repartió en cuentas como las de Lali Espósito, Eugenia Tobal, Florencia Raggi y Marcela Kloosterboer, entre otros. Solamente entre ellas, suman una cantidad de seguidores que se puede contar en ocho cifras. Con esas palabras, la Tauro no dio nombres pero mandó un palito para la hipocresía que se vive en el ambiente del espectáculo en la Argentina.