La Policía de Tucumán trasladó al servicio penitenciario a los policías involucrados en la desaparición forzada y homicidio de Luis Espinoza.

Los acusados quedaron detenidos en diferentes unidades penitenciarias.  Los ciudadanos Héctor Villavicencio y Claudio Zelaya, junto con los policías René Ardiles de 40 años, José María Paz fueron alojadso en la Unidad 3 del Penal de Concepción.

Por su parte Mirian González, empleada policial fue trasladada a la Unidad Nº4 de Banda del Río Salí.

En la Unidad N° 6 del Penal de Villa Urquiza, se alojaron a los policías Rubén Montenegro, José Alberto Morales, Victor Salinas, Gerardo González Rojas.

Hay otro efectivo policial, Carlos Romano, a quien se le realizó un hisopado de Covid-19 y se esperan los resultados para la próxima semana para poder trasladarlo al servicio penitenciario.