Una entrevista entre Rolando Graña y Soledad Larghi con la infectóloga Gabriela Piovano terminó en escándalo cuando la especialista hizo fuertes declaraciones contra Eduardo Feinmann y Baby Etchecopar, figuras de A24, tildándolos de ser irresponsables y acusándolos de haber “militado” en contra de la cuarentena.

“Uno siente que no se ha acompañado mucho desde los medios”, señaló la entrevistada, indicando que el crecimiento de casos positivos de coronavirus “no va a perjudicar a Ginés González García”, sino a la población y sus familiares.

“Las aperturas fueron porque estuvieron presionando, que ‘la gente estaba mal’, ‘que no se puede seguir así’. Alguien se tiene que hacer cargo, se habla de que la gente está cansada, de que no se puede seguir más. La foto después va a ser de la gente llorando, y a la prensa le va a seguir sirviendo, a la gente no le va a servir. Este es el tema. No se ha tomado con la responsabilidad, y a las agencias de noticias les interesan las noticias, no le importa si la gente se muere, al contrario, hay una morbosidad terrible”, continuó.

“¿O sea que la culpa es de los medios?”, le preguntó la conductora de América, a lo que Piovano respondió: “No, pero en todo caso, háganse cargo de lo que dicen. Estuvieron medio noticiero hablando de lo mal que está la gente, y medio noticiero de lo mal que hace abrir, ¿qué postura toman ustedes?”.

“Nosotros no tenemos que tomar postura, tenemos que contar las dos cosas. Nuestro servicio público es informar”, le respondió Graña, pero la entrevistada le repreguntó “¿qué servicio público dan además de ‘agitarnos la cabeza’?”.

“Si tanto te interesan los medios, comprate un noticiero”, disparó el periodista, pidiéndole a Gabrela Piovano que respete tanto su trabajo como el del resto de sus colegas. “Por supuesto que me hago cargo, porque hace 35 años que trabajo de esto y cuento las cosas como me parecen y con los matices que me parecen. Yo no voy a trabajar a tu puesto ni a criticar tu trabajo”, agregó enojado.

“Es muy fácil echarle la culpa a los medios de los discursos en los que se equivocaron. Acá hubo una serie de funcionarios que primero dijeron que había que cerrar y después que abrir, ¿qué querés que haga?”, continuó el conductor.

“Tampoco se tienen que hacer cargo ustedes y todos los medios. No les dije a ustedes, hablo de lo que parten todo el tiempo. Feinmann ha llegado a decir que a él le chupa un huevo lo que le diga el Gobierno y ahora está todo cagado. Ahora dice ‘quédense adentro’ después de que estuvo horas y horas diciéndole a la gente que él estaba cansado y que iba a hacer lo que se le canta el culo. ¿Ahora qué va a hacer? ¿Le va a a echar la culpa a Ginés? De eso estoy hablando, no de Graña ni de vos”, expresó la entrevistada.

Cuando la periodista le dijo que debería hablar de eso con Eduardo y Baby, Piovano lanzó una última crítica letal. “Ellos no me van a llamar porque son unos cobardes. Llaman solamente a los que le van a decir la pavada que ellos quieren”, concluyó.

Fuente MDZOL