Desde hace ya unas cuantas semanas, Juana Viale se encuentra reemplazando a su abuela en su programa. Este domingo uno de los invitados fue Ángel de Brito, que no dudó un segundo en hacerle algunas preguntas un poco “incómodas”.

“¿Hubo algún invitado que odiaste?”, indagó De Brito. “Que odié no, pero que no me cae tan bien a nivel personal, sí”, reconoció ella. Inmediatamente él le consultó si tuvo que “caretear” la situación, a lo que ella respondió entre risas: “Hay que hacerlo a veces. No es mi programa. Si fuese el mío, no sé si entra“. Pero, no aclaró de quién se trataba.

 “Yo soy muy buena onda, me siento con todo el mundo, no tengo problema. Y ojalá que vuelva la abuela, que está cómoda.  Yo tengo ganas de volver a trabajar: tengo dos películas confirmadas, una obra para hacer. Pero mientras no se sepan los protocolos, no se puede hacer nada porque acá somos pocos pero en una filmación hay mucha más gente”, continuó Juana.

Para la producción es muy complejo traer a los invitados porque muchos no quieren venir por la cuarentena, muchos políticos que quieren una mesa equilibrada y son más complicados que los actores. En mi gestión no me plantaron pero sí hubo algunos que se bajaron”, cerró el tema.

Temas

Fuente MDZOL