Un informe técnico encontró compatibilidad entre la planta de las zapatillas secuestradas en el auto del imputado y las huellas encontradas en el lugar del hecho.

Un informe técnico, que ya se encuentra en poder de la fiscal Adriana Giannoni, a cargo de esta causa, revela esa información que se incorporó al expediente.

Continúan las tareas periciales por la muerte del párroco de la Iglesia San Martín de Porres, Oscar Juárez, quien fuera encontrado sin vida con quince puñaladas en su cuerpo, en la mañana del miércoles 15 de julio, causa que se encuentra en la órbita de la Fiscalía de Homicidios I a cargo de Adriana Giannoni.

Un estudio de mucha relevancia se agregó en las últimas horas al expediente y tiene que ver con el cotejo que se realizó de un par de zapatillas, secuestras del vehículo en el que se movilizaba el imputado, Jorge Leonardo Herrera, la noche del pasado martes 14 de julio, fecha en la que fuera asesinado el sacerdote en la sede parroquial.

Fuentes judiciales informaron que las plantas de las zapatillas de referencia, marca ADIDAS FR, fueron cotejadas con las huellas levantadas en el lugar del hecho, es decir en habitaciones contiguas al templo, permitiendo determinar, según el informe técnico que ya obra en poder de la fiscal Giannoni, “correspondencia o paternidad productora”.

En otros términos, que existe compatibilidad entre el dibujo que tiene la planta de goma de ese calzado con las huellas localizadas por los peritos en el lugar del hecho.