Por decisión del intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, distintas reparticiones están abocadas a la limpieza y el desmalezamiento de los espacios públicos y de diversas propiedades privadas. En este caso, previa autorización del dueño, el municipio hace su ingreso con máquinas pesadas y personal suficiente para despejar los espacios cubiertos de basura, escombros y mucha maleza.

Al respecto, el secretario de Servicios Públicos, Carlos Arnedo, manifestó que esos operativos generan un gasto cuyo costo es trasladado al dueño de la propiedad. “Hay un tarifario para eso y multas que se aplican si así corresponda, pero todos los gastos corren por cuenta del propietario”, dijo el funcionario. Sostuvo que “el gasto que demanda la limpieza se carga en el padrón del inmueble para alcanzar su posterior cobro”.

Mencionó distintos predios donde la Municipalidad hizo los operativos de limpieza: en Santa Fe al 4.200, de SEOC (Sociedad de Empleados y Obreros del Comercio); en el exclub Cervecero (propiedad de ATSA);  la exfábrica de cohetes Pacífico; en Laprida al 2.400 y en Manantiales Sur.