El municipio de Yerba Buena inicia este miércoles por la tarde una serie de controles estrictos en los comercios habilitados. La medida se tomó a raíz del crecimiento de casos de coronavirus confirmados en la provincia de Tucumán.

Buscan que se garantice el distanciamiento social, el uso de barbijos, alcohol en gel y el resto de las reglas establecidas en el protocolo.

En caso de incumplimiento, se procederá a la clausura del comercio.