ESPECTÁCULO

Por primera vez en su historia, Polemica en el bar tuvo una mesa completamente femenina

Históricamente, Polémica en el bar fue una mesa de café conformada plenamente por hombres. Hace 57 años, Gerardo Sofovich decidió llevar esas charlas a la televisión. Por ese entonces, no era para nada habitual que las mujeres participarán de esas conversaciones. E incluso en estos tiempos, los personajes femeninos servían casi como un elemento más de la escenografía del programa. Pero en 2020 todo eso cambió a favor de la cuestión de género.

Este jueves se dio un hecho inédito en el programa de América. Por iniciativa de Gustavo Sofovich, el plantel de panelistas que acompañó a Mariano Iúdica fue totalmente conformado por mujeres. María Fernanda Callejón, Rocío Oliva, Luciana Salazar y Luisa Albinoni fueron las encargadas de darle forma al show en su edición de este pasado jueves 30 de julio.

Ya en la mesa, ellas opinaron sobre la entrevista que Pampita le realizó a Ingrid Grudke. En la misma, ella le preguntó al aire si su actual marido le había pedido matrimonio a ella. Esto sirvió como un disparador para que la mesa se preguntara y debatiera si alguna vez habían querido averiguar sobre el pasado de un hombre que les interesara. En ese punto, Albinoni aseguró que le preguntó a Carmen Barbieri sobre Jorge Porcel.

Lee también   A un mes del fallecimiento de su hermano, Pamela David realizó una profunda reflexión

“Aparte de conocernos, somos amigas y hoy hablamos todos los días. Así que, cuando hicimos la revista en Termas de Río Hondo, quisimos saber qué había pasado con una y otra”, contó la experimentada actriz. Sin embargo, reconoció que en ningún momento pudieron determinar si hubo alguna fecha en la que coincidieran en la vida del histórico comediante. “Igual, llegamos a la conclusión de que era un buen tipo y un gran amante”, aclaró Luisa.

Luego, Luli Salazar se puso al mando de la mesa y explicó una serie de tips para poder «andar de trampa» sin ser descubiertas. “Tienen que viajar en aviones separados, buscar un destino que se una isla, por ejemplo, ir por diferentes caminos y cruzarse directamente en el hotel”, explicó Salazar. Ante esto, Callejón quiso saber si el método aplicaba también para alguien que iba “de Gonzalez Catán a otra localidad del conurbano”, y Luli explicó: “Cuando yo salgo con peluca morocha nadie me reconoce, te lo juro”.

Back to top button
Close