Cinthia Fernández suele entretener a diario a sus fans con videos sobre sus hijas Charis, Francesca y Bella. Todos los días publica filmaciones que les hace a sus tres pequeñas mostrando cómo se divierten. No fue una excepción a la regla lo que posteó hace varios días atrás en una de sus nuevas travesuras. El problema se produjo con una reacción de un usuario que lejos estuvo de ser alguien bueno en cuanto a lo que le deseó a la famosa.

Lo cierto es que hace cuatro semanas, la propia exnovia de Martín Baclini se encargó de postear un video en el que se encuentra con sus tres hijas jugando y donde pidió un gran apoyo a los niños que más están resistiendo las consecuencias de la pandemia al estar más dentro de lo habitual en sus hogares. Sin embargo, la exparticipante del «Bailando por un sueño» experimentó un feo momento.

Hace pocos días, Cinthia Fernández recibió un mensaje más que repudiable de parte de un usuario que de manera grosera se metió con sus tres hijas. «Ojalá le agarre cáncer a tus tres hijas, cuidalas bien», fue lo que manifestó la persona a la cual la modelo se encargó de escrachar en una historia. Dentro de la exposición dejó bien claro los pasos a seguir con dicha persona: «Vayan y denuncien a este hdp en instagram. Yo lo voy a hacer por insta y por la justicia», expresó con bronca.

El día que peor la pasó Cinthia Fernández en su vida

Cuando en el programa de Canal 9 que integra, «El show del problema», Nicolás Magaldi consultó a los integrantes del panel si sufrieron un asalto, la exesposa de Matías Defederico contó su experiencia. «A mí me pasó, no hace mucho, cuando estaba en la final del Bailando, entraron y me desvalijaron la casa. 15 días después, 4 y cuarto de la mañana me forcejearon la puerta de mi casa, yo estaba sola con mis hijas y dormía con un cuchillo debajo de la almohada, a partir de que me desvalijaron”, comenzó relatando Cinthia, con seriedad. Luego, la bailarina dio más detalles acerca de lo que vivió después del robo.

«Lo primero que hice fue llamar a mi mamá porque el día que me robaron el 911 tardó una hora en venir. No es muy confiable. Entonces, la llamé a mi mamá, agarré una lámpara de cemento y un Raid porque lo tenía en la escalera», recordó. Cinthia Fernández añadió: «Y dije ‘lo primero que hago es tirarle la lámpara de cemento en la cabeza al primer hijo de pu… que se aparezca’. La alarma estaba activada, porque ya me habían robado, pero tenía la duda de si iba a sonar. Después dije ‘el Raid se lo tiro en los ojos’, sin pensar si tenía un arma y me disparaba. Yo pensé que estaba sola con mis hijas. Pero me terminé mudando, a un barrio privado al cual también entraron hace un mes. Me terminé yendo de esa casa y dormí un año con mi vieja en el living y yo con un cuchillo», concluyó.