Con el avance del coronavirus en la provincia de Tucumán, las autoridades de la Defensoría del Pueblo tomó la determinación de dar marcha atrás con las flexibilización y cierra la atención al público.

Imagen