DEPORTES

Sebastián Domínguez le puso los puntos a Latorre en Twitter: “Cuando el personaje se come a la opinión”

En el ambiente del periodismo deportivo, Sebastián Domínguez y Diego Latorre se distinguen en su faceta de comentaristas y analistas gracias a la experiencia de haber sido futbolistas profesionales sumado a su preparación para saber explicar distintas situaciones del juego que no todos perciben pero este sábado protagonizaron un picante cruce en Twitter y al menos por un rato fueron parte de ese otro periodismo más sensacionalista que predomina en la Argentina.

Todo ocurrió a partir de la final de la FA Cup de Inglaterra entre Arsenal y Chelsea donde el ex defensor de Vélez y Newell’s entre otros clubes fue parte de la transmisión de ESPN. Como tantas otras veces cuando no está trabajando, Latorre hizo un comentario futbolero en sus redes sociales mientras observaba el partido: “Se profundiza sobre las formas y efectividad en partidos donde intervienen otras variables. Cuidado, el desempeño del equipo se mide en largos recorridos, fecha a fecha, donde lo casual o aleatorio tiene menor incidencia. Las conclusiones no deben ser superficiales”.

Pero esta vez su tuit no pasó desapercibido por Domínguez, quien lo tomó como algo personal y le respondió directamente: “Cuando el personaje se come a la opinión… capitulo mil”. 

Lee también   Sobre el final, Leipzig deja sin nada al Atlético Madrid

La reacción del hombre surgido de Newell’s generó repercusión en las redes entre quienes lo apoyaban y lo felicitaban por ponerle los puntos a Latorre yendo de frente y otros que lo acusaban de ser un mal colega pero incluso ante estos, no se escondió: “¿Escuchaste mi transmisión? hice yo el partido. Me cansé de los tiros por elevación. Los mensajes encriptados sin destinatario. Soy frontal. En todos lados. Contesté. Si eso es ser un mal colega, perfecto. Lo soy”, le explicó a otro usuario.

Para colmo, si bien Latorre siempre trabajó en Fox Sports y Seba Domínguez en ESPN desde hace unos meses ambas señales son propiedad de Disney por lo que además de colegas son compañeros de trabajo. ¿Habrá sido un enojo del momento o las diferencias son irreconciliables?

 




En esta Nota

  • Sebastián Domínguez
  • Diego Latorre

Back to top button
Close