La disputa entre Laurita Fernández y Moria Casán tuvo fecha de origen y parece no tener vencimiento. Lo cierto es que cuando la exconductora de «Incorrectas» era jurado del «Bailando» tuvo una discusión con la presentadora ya que tildó a su exnoviazgo con Fede Bal de ese entonces como una pareja baqueteada. A partir de allí, con ciertos ida y vueltas cuando la ocasión se presentaba, lo cierto es que las mujeres en cuestión tuvieron algún cruce, hecho que se repitió el último martes en el «Cantando por un sueño».

En medio de la devolución de Adabel Guerrero, la diva se tomó el tiempo de hablar de Nacha Guevara y su «Master Class» sobre el sonido, los bailarines, la coreografía y otros aspectos de la puesta en escena. En ese instante, De Brito le preguntó si la devolución era para la participante o para Nacha. «Soy la bastonera», dijo sosteniendo en alto su lujoso bastón. «A propósito, estoy viendo que la señorita co-conductora hoy es un pulpo. Quiero que hables más vos, querido». Allí se armó la discusión y ahora la «One» podría renunciar a su labor en el certamen.

Después de lo ocurrido, Laurita Fernández habló minutos posteriores del conflicto y opinó al respecto de lo que vivió con Moria Casán. «Cuando se dicen cosas con saña, mala onda adrede, tengo que enfocarme en hacer mi trabajo. En esta pista siempre recibí un montón de agresiones de parte de ella y siempre trato de pensar en algo lindo para no conectar con la pelea, ni con esa energía que no me gusta», lanzó.

Picante definición de Laurita Fernández sobre Moria Casán

Luego, la actriz arremetió contra su colega en cuanto al cruce que tuvieron entre sí. «Si yo hubiese perdido tiempo en contestar, hacerme mala sangre por cada cosa que me dijeron en el camino, hubiera perdido demasiado tiempo. El programa es otra cosa, lo importante son los participantes. Dedicar media hora a discutir qué tengo que hacer o no… Si ella no tiene claro su rol es algo que tiene que rever ella», disparó.

Por último, Laurita Fernández se defendió de la expresión co-conductora que Moria Casán le asignó por lo que es la tarea de la exnovia de Nicolás Cabré junto a Ángel de Brito. «Todos hacemos el programa con respeto y amor. A mí me encanta estar al lado de Ángel. Me lo dice como si me afectase o doliera en el ego, y cero. Ángel es el mejor compañero que me pudo haber tocado», sentenció.