DEPORTES

Mohamed se emocionó al recordar las promesas que pudo cumplirle a su hijo después de su muerte: “Eran cuentas pendientes”

Antonio Mohamed siempre llamó la atención por su desfachatez y su estilo alegre, divertido y descontracturado para, primero como futbolista y después como técnico, convertirse en uno de esos personajes que le sacan un poco de dramatismo al fútbol sin dejar de tomarse su trabajo con absoluta seriedad, sin embargo la vida le dio un golpe de esos que cuesta recuperarse y al recordar los momentos que más lo marcaron en su carrera la alegría se mezcla con la angustia al recordar a su hijo fallecido en un accidente automovilístico en Alemania durante el Mundial 2006.

En una entrevista con Alejandro Fantino para ESPN, el Turco recordó que Faryd se crió en México y era hincha de Rayados pero que poco a poco también fue heredando el amor por Huracán: “Yo le contaba lo que era Huracán, les cantaba las canciones del Globo con el nombre de mis hijos para que se duerman para dormir y cuando van a Argentina me dicen ‘papá esta es la canción que me cantabas vos para dormir'”.

“Nosotros perdimos el ascenso en 2006 con Argentinos y después nos fuimos al Mundial y mientras viajábamos hablábamos mucho y me dice ‘primero hay que ascender con Huracán, es lo primero que hay que hacer, y después más adelante volver a México y salir campeón con Monterrey‘. Pasó lo que pasó, se nos fue él antes de tiempo y quedaron esas cuentas pendientes. Por eso te digo, el ascenso con Huracán es una deuda que tenía conmigo, con todos y con él y me marcó para siempre. Huracán me ayudó mucho, yo estaba en plena recuperación del accidente y esto fue en 2007, un año después pudimos ascender con Huracán”, contó el entrenador.

Lee también   Montiel dio positivo y no pudo entrenar: las tres causas que maneja el cuerpo médico de River

Para cumplir la segunda promesa debió esperar más de 13 años pero por fin lo logró y la dedicatoria fue para su hijo, hincha fanático de Rayados: “En diciembre de 2019 salimos campeones con Monterrey. Yo había perdido dos finales y hasta ese día tuve siempre en el banco de suplentes un rosario de él para poder cumplir eso. Hacía mucho que no me emocionaba, pero bueno es parte del lindo recuerdo que tengo y me hace bien recordarlo. Son parte de las cicatrices que nosotros tenemos y es parte de lo que me tocó en la vida y lo comparto y estoy feliz de haber logrado eso. Pero a veces la angustia es parte del camino”, explicó el Turco. Un verdadero campeón.




En esta Nota

  • Antonio Mohamed
  • Huracán
  • Rayados
  • Hijo

Fuente Perfil

Back to top button
Close