El regreso de la NBA en la “burbuja sanitaria” de Orlando se dio con interesantes partidos y también con polémicas que exceden a lo estrictamente deportivo y se meten en el clima político. A raíz de las protestas contra el racismo que llevan adelante los jugadores de los equipos, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, volvió a la carga con duras críticas y LeBron James, estrella de Los Ángeles Lakers, le respondió. 

En declaraciones este miércoles a la cadena Fox News, Trump criticó las protestas que llevan cabo los jugadores y entrenadores de la NBA desde que reanudaron la temporada en Disney World (Orlando), donde se están arrodillando en la cancha durante el himno de EE.UU. que suena previo a los partidos como gesto contra el racismo y la brutalidad policial contra los afroamericanos.

“Creo que es vergonzoso. Trabajamos muy duro con la NBA tratando de tenerlos abiertos. Yo les estaba presionando para que abrieran. Y luego veo a todos arrodillados durante el himno. No es aceptable para mí”, dijo el mandatario norteamericano. “Cuando los veo arrodillados, simplemente apago el televisor. No tengo ningún interés en el juego”, afirmó luego. 

black-lives-matters

Trump, quien en noviembre deberá someterse a las elecciones presidenciales en Estados Unidos y ha recibido numerosas críticas por su política para frenar el coronavirus, siguió atacando las medidas que llevan a cabo los basquetbolistas. “Tenemos que defender nuestra bandera. Tenemos que defender a nuestro país. Tenemos que defender nuestro himno. Y mucha gente está de acuerdo conmigo. Si me equivoco, voy a perder las elecciones. Y eso está bien para mí. Pero siempre me pondré de pie por nuestro país y por nuestra bandera”, agregó el líder político. 

Horas más tarde, tras el partido entre Lakers y Oklahoma City Thunder, LeBron James fue consultado en conferencia de prensa sobre las declaraciones de Trump. “Puedo sentarme aquí y hablar por todos los que amamos el básquetbol y no podría importarnos menos. No creo que la comunidad del básquet esté triste por perderlo a él como espectador. Nuestro juego está en una hermosa posición y tenemos fanáticos en todo el mundo. Nuestros aficionados aman y respetan lo que intentamos aportar al juego”, expresó la estrella que tiene tres anillos de campeón y dos medallas de oro en Juegos Olímpicos representando a los Estados Unidos. 

James, quien apoyó a Hillary Clinton en las elecciones que perdió frente a Trump en 2016, está impulsando un movimiento para promover el ejercicio del voto entre la comunidad afroamericana en los próximos comicios presidenciales. “Noviembre está a la vuelta de la esquina y es un gran momento para nosotros como estadounidenses. Hablamos de que queremos algo mejor, queremos el cambio y tendremos esa oportunidad”, subrayó El Rey.

Cabe destacar que en el pasado, Trump dirigió feroces críticas contra la exestrella de la liga de fútbol americano (NFL) Colin Kaepernick, quien en 2016 comenzó a realizar este tipo de protesta apoyando la rodilla en el suelo, un gesto que le valió no ser contratado por ningún equipo desde entonces. Tras la muerte de George Floyd a manos de un policía, las protestas en cada deporte se hicieron visibles, justamente realizando el célebre gesto de Kaepernick. 

AFP / FH




En esta Nota

  • LeBron James
  • Donald Trump

  • LeBron James
  • NBA
  • Básquet
  • Donald Trump
  • Racismo

Fuente Perfil