Tras el impresionante éxito de la serie La casa de papel, es imposible negar que el actor Álvaro Morte ahora es reconocido en todo el mundo como “El Profesor” por su rol protagónica en dicha producción.

Con 45 años de edad y muchos de ellos dedicados a la actuación, este profesional ha hecho muchos esfuerzos para mantenerse al margen de lo que sería la verdadera fama, diferenciándose así de colegas como Úrsula Corberó, Miguel Herrán y Jaime Lorente López, quienes sí parecieran estar siempre más expuestos a los medios de comunicación.

Ya como muchos están acostumbrados a su actitud ecuánime, Álvaro Morte sorprendió recientemente alzando su voz en diferentes protestas: la primera contra el racismo Y la segunda sugiriendo que a partir de ahora se evolucione en las perspectivas narrativas de series y películas para que  se comiencen a hacer historias en la que las protagonistas sean mujeres adultas.

“En muy raras ocasiones tenemos protagonistas femeninas y que son ellas las que cuentan las historias, ellas suelen ser las sufrientes de lo que le pasa a los personajes masculinos. Yo creo que debemos evolucionar en este sentido, nos queda mucho que caminar, se están comenzando a romper barreras y digo más, no sólo se necesita que haya más papeles femeninos, sino que haya más papeles femeninos de todas las edades y de todas las clases. Me encantaría comenzar a contar las historias no sólo con personajes femeninos de 25 y 30 años y que fueran guapísimas, ¿por qué no contar historias donde la protagonista sea una señora de 55?, creo que efectivamente tenemos que seguir rompiendo barreras en muchísimas direcciones”, expresó.

Morte no sólo trabaja en la serie la casa de papel, en la producción de “El embarcadero” interpreta a Oscar y sobre este personaje sostuvo que es uno de lo que más le ha enseñado.

“Yo creo que lo que más he aprendido de Óscar es la honestidad a la hora o la implicación hasta el fondo con aquella persona que ama, que en este caso son dos personas, pero Óscar está absolutamente enamorado, tanto de Verónica como de Alejandra como de su hija. Yo creo que aquella implicación emocional con aquello que amas es una de las grandes lecciones que me deja”, agregó.

 

Temas

Fuente MDZOL