El programa periodístico de América, llamado Fantino a la tarde, quedó diezmado tras los casos positivos de coronavirus de Alejandro Fantino y Mauricio D’alessandro. Por lo cual, el formato del programa está obligado a cambiar nuevamente. El pasado 20 de julio, un miembro de la productora que organiza el programa dio positivo de COVID-19 y obligó a los integrantes del mismo a salir en vivo desde sus propias casas.

Este último sábado, Fantino hizo un clip desde su cuenta oficial de Instagram para contar que sintió síntomas compatibles con el virus, se hizo el hisopado y dio positivo. Con mucha buena onda, él contó en el video cómo la estaba pasando después de conocer el resultado de su testeo. “Estoy bien, perfecto, no tengo fiebre, no tengo dolores, no tengo tos pero soy positivo de COVID. Ojalá se me pase pronto, pero van a ser 14 días, de entrada”, contó el periodista.

A raíz de este hecho, todos los panelistas del programa se hicieron o se harán en las próximas horas un hisopado a modo preventivo. Por ahora, el único que dio a conocer su resultado fue Mauricio D’Alessandro: dio positivo. El mediático letrado transita la enfermedad de manera asintomática. En junio pasado, su esposa se había contagiado. Ella perdió el olfato y tuvo un leve dolor de garganta. Pero no tuvo otras complicaciones.

Con estas dos bajas confirmadas y sin la posibilidad de contar con los demás panelistas que esperan el resultado de sus testeos, América tomó la decisión de cambiar el formato del programa. Por ende, Horacio Cabak volverá a los primeros planos de la televisión vespertina en reemplazo de Alejandro Fantino. Por su parte, los panelistas del ciclo periodístico saldrán en vivo a través de Zoom cumpliendo el confinamiento en su hogar.

“Es un plan de emergencia. Como ningún integrante del equipo de periodistas de Fantino puede estar en el piso porque tienen que estar aislados en sus casas, el canal optó por pedirle a Cabak que sea el bastonero. Por Zoom van a estar Eduardo Battaglia, Fernanda Carbonell y Marcela Tauro. Tal vez llevemos algún refuerzo al piso por las dudas de que se caiga el Zoom, para que se pueda desarrollar correctamente el programa”, detalló un productor general del programa.