Barbijo para hipoacúsicos.

Los internos de una unidad penitenciaria de la provincia de Buenos Aires elaboraron 200 tapabocas transparentes que facilitan el lenguaje labiofacial para que puedan ser distribuidos en una escuela de niños sordos e hipoacúsicos de La Plata, informaron fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

 

Los barbijos fueron confeccionados en los talleres textiles de la Unidad 9 de La Plata con el objetivo de que niños y jóvenes puedan seguir comunicándose, aún en pandemia.

 

Según se indicó en un comunicado, la tarea de producción de barbijos estuvo a cargo de ocho internos que confeccionaron los tapabocas transparentes en el marco del programa “Más trabajo, menos reincidencia” que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos bonaerense.

 

En tanto, desde el SPB se informó a Télam que los 200 tapabocas fueron entregados a las autoridades de la Escuela Especial N° 528, de La Plata, donde concurren unos 150 chicos “muchos de los cuales se valen de la lectura labiofacial” y destacaron la importancia del proyecto que permite “una correcta relación entre los interlocutores”.

 

Asimismo, indicaron que la materia prima fue aportada por la Fundación Prasam por los Derechos del Niño, en el marco del proyecto “Emo bocas”, con el objetivo “de restituir el derecho a la comunicación, expresión que se encontraría vulnerada con el uso de un tapabocas típico en niños hipoacúsicos”.

 

Los elementos de bioseguridad fueron entregados en la entidad escolar ubicada en Calle 29, entre 57 y 58, en un encuentro del que participaron autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos bonaerense, la Dirección de Niñez en Contexto de Encierro y la Subdirección General de Trabajo Penitenciario del (SPB).


Fuente Diario26