Mientras los futbolistas empiezan a ponerse a ritmo de competencia y los equipos médicos de los clubes detectan cada vez más casos de contagiados asintomáticos de coronavirus, los dirigentes empiezan a dar cada vez más pistas de cómo sería el torneo para finalizar este año extraordinario.

Como adelantó 442 la semana pasada, Marcelo Tinelli tiene definido comenzar con la Liga el viernes 25 de septiembre. Serían seis grupos de cuatro equipos cada uno: los primeros dos de cada zona entrarían a un minitorneo (podría ser de 12, o de dos zonas de 6) para definir al campeón y al clasificado a la Copa Libertadores (Boca, River, Racing y Argentinos ya entraron al máximo torneo continental), mientras que los últimos dos de cada grupo, conformarían un torneo para clasificar a la Copa Sudamericana.

Si bien en la AFA coinciden en apostar al 25 de septiembre como la fecha del regreso formal del fútbol argentino, todos los dirigentes advierten que todo dependerá de cómo evolucionan los casos de contagios dentro de los planteles, y en la sociedad en general.  

La novedad de esta semana es que están definidos los bombos para sortear cada grupo, y que la cuarta fecha será especial: habrá jornada de clásicos, un fin de semana que siempre piden las empresas televisivas dueñas de los derechos (Turner y Disney).

El bombo 1 tendrá a Boca, River, Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez.

El bombo 2, a Newell’s, Rosario Central, Estudiantes, Gimnasia, Colón y Unión.  

El bombo 3, a Aldosivi, Atlético Tucumán, Central Córdoba (SdE), Talleres, Godoy Cruz y Patronato.

El bombo 4, por su parte, tendrá a Huracán, Argentinos, Arsenal, Banfield, Lanús y Defensa y Justicia.

No podrán estar en el mismo grupo –porque jugarán entre sí en la fecha de clásicos– San Lorenzo y Huracán, y Argentinos y Vélez.




En esta Nota

  • Marcelo Tinelli

  • Liga Profesional
  • AFA
  • Bombos
  • Coronavirus

Fuente Perfil