Trabajadores protestando frente a la embajada.

Empleados de la aerolínea Latam se manifiesta frente a la embajada de Chile en la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en la calle Tagle, entre Avenida Figueroa Alcorta y Avenida del Libertador, por la falta de definiciones de la empresa ante el cierre de su filial en Argentina y los 1.715 empleos en juego.

 

Dina Feller, delegada de aeronavegantes, reclamó que la empresa “no se acerca a los trabajadores” y remarcó: “Seguimos sin respuesta, se está vaciando la compañía, se están llevando las cosas y están tratando de silenciar la palabra de los empleados”.

 

Feller detalló que la aerolínea pidió ayuda financiera de parte de Chile y a través del fondo Covid, “destinado a la emergencia social y la asistencia a ciudadanos y eventualmente algunas empresas que así lo requieren”.

“El ministro de Hacienda planteó esto porque no se sabía que Latam estaba en ese listado y en la votación, los diputados socialistas pidieron algunos ajustes que tenía que ver con las inconductas de la aerolínea en términos financieros y cómo se ha administrado”, remarcó la delegada.

 

Algunos de los puntos que resaltó es que, por ejemplo, la empresa “no tenga radicada las filiales en paraísos fiscales, en el caso de Latam dentro de la quiebra y parte del holding tiene filiales en Panamá y en las Islas Caimán”.

 

“Además de pedir este fondo, le han recortado sucesivamente los salarios a los trabajadores“, reclamó Feller. Por otra parte, denunciaron que hay alrededor de 12 empleadas embarazadas que no están percibiendo sus sueldos.

 

Latam Argentina dejó de volar a fines de marzo y por lo tanto no tiene ingresos. Pero si bien las filiales de otros países están en una situación casi idéntica (en Chile, donde más actividad registra, factura el 20% respecto a un año atrás), la Argentina es el único país donde esta línea aérea tomó la decisión de “cesar” definitivamente su operación.


Fuente Diario26