Los tiempos cambian y en cuarentena apuran. Al mes de iniciado el aislamiento social, preventivo y obligatorio, Ricardo Darín había apoyado a su hermana Alejandra en su rol de presidente de la Asociación Argentina de Actores. En ese momento, ella había dicho que la actividad realizada por los actores no era esencial. Un poco más de tres meses después de esas declaraciones, la historia cambió e invitó a la reflexión a uno de los mejores intérpretes del país.

Recientemente, más de 2.600 actores y actrices emitieron una carta abierta con una serie de exigencias para el Gobierno Nacional. En medio de la pandemia, la extensión del confinamiento ha llevado a la situación de los intérpretes a una situación crítica y hasta incluso desesperantes. Entre las medidas que piden que sean adoptadas para el sector, figuran la exención del pago del monotributo y autónomos, compensaciones salariales, generación de contenidos y la regulación del derecho de interpretación.

En una entrevista radial reciente, Ricardo Darín bancó el comunicado y se expresó al respecto. “Hay cuatro o cinco puntos de lo que enuncian que están bien, que me parecen muy razonables. Pero hay dos o tres que me parecen más difíciles de ejecutar. Pero por otra parte me parecía que tenía que estar con mis compañeros y firmar”, aseguró el protagonista de El secreto de sus ojos. Ante esto, se refirió a las críticas por haber dicho que la actuación no era esencial.

“Yo era plenamente consciente de que la desocupación iba a ser alta. Lo que pasa es que a veces, en las extracciones de las declaraciones, quedás un poco afuera del armado y no se termina de entender», se excusó. «Vamos a retrotraernos cinco meses atrás, cuando suponíamos que la cuarentena estaba pautada para un tiempo más acotado. Lo puedo sostener todavía hoy. Me pareció que si teníamos que priorizar a aquellas personas que se tenían que dedicar a cuidarnos y protegernos, nuestra actividad no podía ser catalogada de esencial. Es decir, podía aguantar un poquito más”.

“Esto no significa que hoy, pasados los cinco meses, la situación se haya convertido en lo que se convirtió y que, lamentablemente, nuestra actividad probablemente sea de las últimas en volver a entrar en actividad. Con lo cual, considero que la situación está en rojo total», se alertó Darín. «Por eso te digo que una cosa no invalida a la otra. Lo digo y lo sostengo: hoy es esencial para nosotros la actividad. Estamos hablando de una comunidad. No del colectivo del espectáculo”.