A penas se oficializó la cuarentena obligatoria por coronavirus, Mirtha Legrand decidió dar un paso al costado en la conducción de su programa de televisión para cederle su lugar a su nieta Juana Viale, quien hace cinco meses se luce en los clásicos almuerzos y cenas de la televisión argentina.

El pasado 15 de marzo fue el último programa de la histórica presentadora que contó como único invitado a Jorge Lanata. Dos días después, su producción, encabezada por Nacho Viale, anunció que cumpliría el distanciamiento social preventivo alejada de los medios.

Desde entonces, Juana se hace cargo de conducir las mesas de ” La Noche de Mirtha” y “Almorzando con Mirtha Legrand” por El Trece. En cada nueva emisión, la artista se muestra más segura en su rol y busca impregnar su propio estilo en la pantalla.

Si bien al principio se mostraba reticente a desplegar su carrera en la conducción, en las últimas horas Juanita reconoció que estaría dispuesta a comandar el timón de las “mezasas” incluso después de que termine la cuarentena.

.Al ser consultada sobre cuál sería su postura si Mirtha decidiera no volver más a la pantalla chica, confesó: “Si mi abuela me cede su espacio, yo estoy para ocuparlo”. En ese sentido también reveló que haría algunos cambios en el ciclo.

“‘ La Noche de Mirtha’ me gusta como nombre… No me molesta. Le cambiaría la música”, dijo divertida. “Creo que dejaría a mi hermano Nacho como productor, poder dar un cambio para que no sea lo de mi abuela y yo suplantando, sino que sea mi programa”, cerró en diálogo con el ciclo “Verdad/Consecuencia” de TN.

 

Temas

Fuente MDZOL