Una joven hipoacúsica fue testigo del homicidio de su madre. Pero no maneja lengua de señas.

Esta es la historia de cómo la Justicia logró establecer una comunicación con ella y la joven consiguió declarar para que se haga justicia por su mamá.

El hecho ocurrió en Alpachiri durante el mes de febrero. Un hombre asesino de un machetazo su cuñada. La hija de la víctima de 22 años de edad también sufrió heridas.

Es por eso que se contó con lasistencia de la Asociación Tucumana de Sordos para poder tomarle testimonio a la joven. De ese modo pudieron cerrar el caso.