Ivana Nadal invitó a sus seguidores a conectar con la fe, y con cinco fotos en bikini mostró en su cuenta de Instagram sus cambios a lo largo del tiempo, desde el 2009 al 2020, es decir en el lapso que van de sus 18 a 29 años.

“Pasé por muchos cambios mentales, corporales y espirituales. Sufrí, me maltraté, lloré, me reinvente, volví a caer, me volví a maltratar, me juzgué, me culpé, lloré, sufrí, me levanté y seguí. Pero en todo ese proceso, jamás sané. No me propuse perdonarme nunca, valorarme nunca, decirme que me quería nunca, abrazarme nunca”, comenzó el mensaje de la influencer.

“Muchas veces creí sentirme sola e incomprendida, preocupada y sin un respaldo de amor que me diera la seguridad que necesitaba para dejar de compararme y maltratar. Pero de a poco, mi vida se volvió más clara. Comencé a valorarme y a cuidarme, a quererme y confiar en mi, a pedirme perdón y aceptarme, a abrazarme sin vergüenza, a expresarme y exteriorizar todos esos dolores guardados, todos esos miedos impuestos, y sané”, continuó.

“Segundo a segundo, vivo en el presente, conectando con el aire que respiro y comunicándole a mi mente que puede relajarse, que yo tengo el control, que mi alma está despierta. Que ya no hay nada que temer. Todo va a estar bien. Es tu decisión cómo transitás tu vida. Es tu elección dejar de sufrir y vivir. ¡Anímate! Alejate del miedo y conecta con la fe! Alejate de la muerte y conecta con la vida. Vos podés”, concluyó la mediática.

 

Fuente MDZOL