Carlitos Balá, el hombre que marcó la infancia de varias generaciones cumple 95 años este jueves 13 de agosto. El humorista disfruta de las redes donde los chicos le envían decenas de dibujitos para acompañarlo en este día tan especial y en un cumpleaños bastante atípico debido a la pandemia de coronavirus que afecta al mundo entero. Laura, la nieta del comediante habló con Teleshow y brindó detalles acerca del día a día del querido personaje.

“Se aburre un poco pero con mi mamá, Laura, lo visitamos y nos ocupamos de todo lo que precisa, siempre cumpliendo todas las normas preventivas”, contó ella mientras adelantó algo de los festejos que están preparados para el actor en su día. “Le vamos a preparar sus platos favoritos. Le encanta la comida árabe y sobre todo si es casera”. Para la suerte de Balá, su nieta es una chef profesional.

Carlos Salin Balaá, muchísimo más conocido como Carlitos Balá, nació el 13 de agosto de 1925 en el Barrio de Chacarita. Ya en la carnicería de su papá, él solía inventar pequeñas obras de teatro que apuntaban a que había un alma de artista habitando en él. Incluso colgaba carteles en la vidriera del local para anunciar que ese día habría una función. Según cuenta, frecuentemente se escapa del colegio para ver a ídolos de la comedia como Chaplin y Buster Keaton.

La timidez fue un problema en sus inicios. Siempre recordaría el momento de su primer papelón: debía decir un verso en un acto escolar y se lo olvidó. Así que en ese entonces se guardó su humor sólo para sus más cercanos. Recién a los 30 años aceptó la propuesta de unirse al mundo del espectáculo. En ese momento se presentó como Carlitos Valdez y su padre no lo reconoció cuando lo oyó en la radio.

Tras esa desilusión, le sacó una «a» a su apellido y se transformó en lo que es hoy. Hizo su primera aparición en la televisión en 1961 en La telekermese, un musical que salía por Canal 7. Desde ahí, su carrera no pararía de crecer. Sólo tres años más tarde, tuvo su propio ciclo televisivo en Canal 13: El soldado Balá. Luego, su mayor éxito sería El Show de Carlitos Balá, donde su peinado clásico, sus frases y su sonrisa quedarían grabadas en la memoria de miles de argentinos.