Informe de CESO.

El alquiler promedio de un monoambiente en la Ciudad de Buenos Aires aumentó en los últimos seis meses un 26,7% y alcanzó en agosto a $19.385, un 14,95% más que la jubilación mínima de $16.864, de acuerdo con una investigación del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO).

 

Sin embargo, el dinero que debe desembolsar un inquilino es mayor si se incluye en el costo total a las expensas comunes, que representan un gasto adicional del 22%.

 

Los gastos se elevan a medida que aumenta el número de ambientes, lo que a juicio de la entidad dirigida por el economista Andrés Asiaín “es el costo que soportan las familias cuando crecen en cantidad de integrantes y deben mudarse para evitar vivir en condiciones de hacinamiento”.

 

El costo de los monoambientes en CABA es de $19.000 (según la mediana) y $19.385 (promedio), montos que se elevan para los dos ambientes a $23.000 en la mediana y $25.252 en el promedio.

 

En el caso de los departamentos de tres ambientes, el alquiler llega a $35.000 en la mediana y $41.644 en el promedio.

Informe CESO, jubilación mínima no alcanza para alquilar en CABA

En consecuencia, si una familia que alquila la vivienda que habita desea mudarse de un departamento de un dormitorio a otro de dos, tendrá que desembolsar $16.392 más, casi una jubilación mínima adicional.

 

Las diferencias entre mediana y promedio se deben a que “en cada categoría, los precios varían en función de otras características propias (tales como antigüedad, si posee cochera, etc.) y de su entorno (infraestructura, disponibilidad de transporte, cercanía a centros comerciales entre otras)”, aclaró el CESO.

 

“Las fuertes subas que se dieron en julio fueron minimizadas en agosto, pero de todas maneras se sigue evidenciando una aceleración con respecto a las observadas durante el semestre anterior”, añadió la entidad.


Fuente Diario26