Tres jóvenes fueron detenidos por efectivos de la División Homicidios de la Policía como presuntos autores de los disparos que terminaron con la vida de Diego Yonathan Ale, en el Barrio Juan XXIII, conocido como “La Bombilla”.

Los acusados, de 20, 21 y 23 años, tenían orden de detención por parte del juez penal de la II Nominación, Facundo Maggio y se encontraban prófugos de la Justicia. Cercados por los múltiples allanamientos que se realizaron los últimos días, los tres sospechosos fueron detenidos durante la mañana de este viernes en la División Homicidios.

El hecho ocurrió en la madrugada del 11 de agosto pasado, cuando la víctima, alias “Krilin”, de 22 años, recibió varios impactos de bala en su rostro y su cuerpo que causaron su muerte.
Horas después del episodio fatal, ocurrido en calle Bolivia, entre Alberti y Pasaje Gioconda Perrini, un adolescente de 16 años, también sospechoso del crimen, fue puesto a disposición del Juzgado de Menores y alojado en el Instituto Roca.

“Con la detención de los tres sospechosos y el menor alojado en el Instituto Roca, quedaría prácticamente esclarecido este crimen. Todos los involucrados habrían portado armas de fuego el día del hecho por lo que fueron acusados por la familiares de la víctima como autores de los disparos”, explicó el Jefe de la División Homicidios, Comisario Diego Bernachi, quien junto a la Subjefa, Subcomisario Juana Estequiño, supervisaron la medida.

Los tres detenidos fueron puestos a disposición a la fiscal Especializada en Homicidios, Adriana Giannoni.

3a0dd97b 4ff4 4bb2 adcc 5be88411c5bc

Enemistad fatal

Las primeras averiguaciones realizadas en conjunto con la Fiscalía de Homicidios de la II° Nominación, revelaron que la víctima. que vivía a 20 metros de donde falleció, habría tenido una pelea con el adolescente de 16 años cuyo tío fue asesinado tres años atrás, por lo que existía entre ellos mucho resentimiento.

“Al identificar al fallecido descubrimos que se trata de un joven con un frondoso prontuario delictivo que incluye robos agravados, homicidio y tenencia ilegal de armas de guerra”, informó en su momento el Director General de Investigaciones Criminales Jorge Dib, quien confirmó que la víctima había salido en libertad el 31 de julio pasado tras cumplir una condena por robo agravado.