La víctima.

El cadáver de una mujer de 35 años fue encontrado hoy enterrado en una de las habitaciones de su casa, en la localidad santafesina de Las Toscas, y el esposo, de la misma edad, quedó detenido como sospechoso de haberla asesinado.
  

El cadáver de Stella Maris Gómez, quien era madre de un bebé de 9 meses y un niño de 11 años, fue hallado en horas de la mañana en su casa del barrio Virgen Niña, de esa localidad situada en la zona noreste de la provincia.
  

Según la información difundida por el sitio del diario La Capital de Rosario, por el caso fue detenido el esposo de Gómez, Juan Luis Chará, también de 35 años, quien también es el padre de los dos niños.
  

El hombre había denunciado la desaparición de su esposa ante la Policía local unas horas antes de que fuera encontrado el cuerpo.
  

Chará indicó que, en la tarde de este jueves, su esposa había abandonado su domicilio con un bolso, algo de dinero en efectivo, su celular y sus documentos, y que le había encargado que “cuidara los chicos” a través de un mensaje de Whatssap.
  

También sostuvo que la mujer había manifestado en una cuenta de red social que iba a “vivir la vida”.
  

Los familiares de la joven manifestaron su desconfianza ante las afirmaciones de Chará y advirtieron al fiscal del caso que la pareja no tenía una buena relación, por lo que el instructor ordenó la requisa en la casa.
  

Una vez en la vivienda, los policías que participaron del procedimiento notaron algunas irregularidades en el piso de cemento de una de las habitaciones, por lo que decidieron romperlo y a pocos centímetros de la superficie encontraron el cuerpo de la mujer, el cual fue llevado a la Morgue Judicial de Reconquista, para que le realizaran una autopsia y determinar las causas del fallecimiento.
  

El detenido fue puesto a disposición del fiscal de Reconquista Norberto Ríos, quien quedó a cargo del caso, el cual fue caratulado como “homicidio calificado por el vínculo y por violencia de género”


Fuente Diario26