Los chispazos entre Laurita Fernández y Moria Casán en la pista del Cantando 2020 generó una polémica que está siendo difícil parar. Luego de varios idas y vueltas, en el que La One ninguneó a la coconductora del certamen, el cronista del programa Hay que ver, que emite la pantalla de El Nueve, buscó su opinión para saber si después de aquellas chicanas pudieron conversar.

“¿Cómo quedó todo con Moria, pudieron hablar?”, le consultó el periodista. “No, yo vengo a hacer mi trabajo. Al que le guste bien y al que no también”, dijo antes de abandonar el móvil.

Después del primer enfrentamiento, donde Moria hizo hincapié en que ella es la co conductora y que debía dejar hablar al conductor (por Ángel de Brito), llamándola pulpo, Laurita fue consultada por Maite Peñoñori, la cronista de Los Ángeles de la mañana, sobre los sucedido.

“Yo estoy haciendo mi trabajo y tengo un compañero que es lo más, que me banca, me contiene y me tranquiliza. Por ahí conectar visualmente con Ángel me relaja, sobre todo cuando se dicen cosas con zaña”, dijo.

“Yo recibí un montón de agresiones de parte de ella en esta pista”, agregó la bailarina. Según explicó después César Carozza, abogado de la diva, lo que a Moria le molesta son los modos que tiene Laurita de referirse a ella. “Moria se enojó en el momento que Laura la interrumpe”, explicó el letrado.

Pero además, fue la propia Moria quien explicó que ella firmó un contrato en el que estaba especificado que ella tenía facultad para frenar a los conductores. “Si no se me respeta me voy”, dijo.

 

Temas

Fuente MDZOL