Luego de su separación de Camila Cavallo, Mariano Martínez no deja de compartir en sus redes sociales sus fotos más osadas. Sin embargo, en las últimas horas redobló la apuesta y posteó una imagen donde se lo puede ver en una bañera, casi desnudo completamente, cubriendo sus atributos con una prenda de vestir. De esto y otras postales que también posteó de manera reciente en Instagram, Rodrigo Lussich se encargó de aplicar humor y teorizar ante ello.

En lo que tiene que ver con el segmento de humor que presenta con gran carisma y el cual se denomina «Los escandalones», lo cierto es que el periodista se encargó de presentar el tema de esta forma. “Está soltero, se separó; está muy fachero, como siempre, y está muy en las pistas, porque está con mucho calor, permanentemente en pelos… Él quiere como demostrar que es un buen marido, un buen candidato”, expresó.

Luego, Rodrigo Lussich comenzó sus teorías al decir que mediante las fotos que sube, Mariano Martínez quiere y busca vislumbrar “mirá qué bueno que soy en la casa”. “Pero, ¿por qué le decimos ‘ángel o demonio’? Porque sus ex siguen apuntando fuerte contra él. No tienen un buen recuerdo…”, siguió el periodista, picante. “Él muestra sus quehaceres, cómo lava los platos”, dijo respecto a sus videos de Instagram.

Las picantes teorías de Rodrigo Lussich sobre Mariano Martínez

Posteriormente, el comunicador que integra el programa de Jorge Rial añadió: “Él es muy bueno lavando la loza y te dice: ‘mirá, te lavo los platos como nadie’. ¡No para de subir videos lavando los platos!”, aseveró entre risas. “¿No será un chivo, esto?”, intervino uno de sus compañeros. Y el exintegrante de Canal le contestó: “¡No! Es un chivo de sí mismo. Él lava la loza y canta, y mueve un poco la cola, la pelvis. Aprovecha y, de paso, seduce. Está en un momento de seducción”, lanzó.

Pero la continuidad de los detalles en cuanto a los videos o imágenes que Mariano Martínez deja ver y hacer público lo llevaron al factor manejo en la cocina del famoso actor. “¡Y hace pollo al horno! Entonces también… ¡cocina bien!”, siguió Rodrigo Lussich, quien dejó como una posible teoría final que el exprotagonista de «Son Amores» “se muestra como ángel de la casa” para conquistar otra mujer.