Celeste Muriega y su anuncio en redes sociales.

Como tantos en la Argentina, en estos tiempos difíciles que nos toca vivir, Celeste Muriega no paró de trabajar durante el transcurso de la cuarentena por coronavirus. Ella es conductora de Noticias de 22 a 24 horas en Canal 26, Celeste Muriega sumó su labor en El After de la Previa, en Radio Urbana BA, y también sus participaciones en Corte y Confección, por El Trece.

 

Es mucha actividad y desde siempre supo que todo eso podría dejarla más expuesta al contagio de COVID-19. De todos modos, cuando en tarde del jueves recibió el resultado de su hisopado y supo que era positivo, no pudo evitar angustiarse. Y es lógico que así sea en este complejo estado de cosas.

 

“El día miércoles tuve que hacer un desfile y me empecé a sentir mareada. Me llamó la atención, pero quizás era algo normal. Porque, cuando uno está así corriendo todo el tiempo, no llegás a comer o comés muy poco. Pero bueno, no estoy acostumbrada a sentirme mareada, lo cual me llamó la atención. Pero seguí haciendo mi trabajo porque había otros síntomas que podían llegar a demostrar si tenía o no (el virus), pero en este caso no había otro que no sea ese. Así que me alarmé hasta ahí”, dijo Celeste en un vivo de Instagram.

 

Y siguió relatando: “Después me empecé a sentir peor, peor, peor… Hice todo lo que tenía que hacer, cumplí mi labor ese día, y cuando llegué a mi casa me desplomé. Sentía que tenía el cuerpo de una señora de cien años, más o menos. Decidí descansar. Dije: ‘Quizás es eso’. Comí algo y me fui a dormir. Y al día siguiente cuando me levanté no tenía cien años, tenía ciento cincuenta años, aproximadamente. El cuerpo totalmente pesado y me dolía todo”.

 

Hasta ahora, Celeste descartaba de pleno la chance de haberse contagiado. Pero luego tuvo la prueba que faltaba para confirmarlo. “Me preparé algo para comer y no sentí el gusto de la comida. Me puse perfume y no sentía olor. O sea: un bajón. Y ahí me alarme, obviamente. Dije esto tiene que ser algo porque no es normal. Para mí era coronavirus. Ya estaba como cantado. Así que decidí hacerme el hisopado y tuve que esperar el resultado. Y me autoconfiné”, dijo

 

Celeste también dijo que avisó a los responsables de sus respectivos trabajo. Y que el jueves hizo su programa de radio desde su hogar para no poner en inconvenientes a su compañero Tucho (Emilio Dei Cas) hasta tanto tuviera certezas de lo que tenía. “Hoy me levanté teniendo doscientos años, cada vez peor. Y bueno, me llegaron los resultados: tengo COVID-19″, confirmó. Y contó que se siente “floja, pesada y con un delay importante”.

 

Celeste afirmó así mismo que, como sabía que la enfermedad la rondaba, se cuidó en todo momento. “Siempre usé tapabocas, traté de respetar el distanciamiento y de hacer las cosas impecable… Tengo que laburar, es así, y mis movimientos siempre fueron para eso”, señaló. Y no pudo contener las lágrimas de alivio al relatar que, por suerte, no había tenido contacto con sus padres.

 

 

“Si hay algo que me deja muy, muy tranquila, es que no vi a mi mamá y a mi papá. Que los cuidé y que están bien. Que no tienen nada, estoy segura, porque no los vi, no quise porque sé que esto es jodido. Porque a mí no me va a pasar nada, lo presiento aunque me sienta caída, sin sentir olor, sin sentir gusto, sin sentir nada… O aunque me falte, un poquito el aire que eso pasa también… La verdad es que hoy estuve todo el día tirada en la cama. Pero sé que mis viejos están bien. Eso es lo único que rescato y digo: ‘¡Wow, que bueno!‘. Menos mal que actué de buena forma”, dijo Celeste Muriega en las redes.

 

La bailarina reconoció que resulta muy complicado para todos no poder reunirse con susseres queridos. “El Día del Padre lloré. Estaba entrenando en mi casa y decía: ’¿Qué hago acá cuando mi papá y mi mamá están comiendo ravioles?‘ Yo haciendo videollamada y diciendo: ’Tengo ganas de estar ahí‘. Pero hoy confirmo que valió la pena el esfuerzo. Porque mi familia, que es lo único y lo más importante que tengo en la vida, está bien”, finalizó Celeste.


Fuente Diario26