Agustina Agazzani fue un nombre que entre marzo y mayo estuvo en las primeras planas de los programas de espectáculos por lo que era su inicio de relación con Martín Baclini. Sin embargo, dos factores se le presentaron en el camino y complicaron un poco todo: primero que el empresario afrontó en ese tiempo su peor momento con su exnovia Cinthia Fernández, quien lo tenía a mal traer en materia declaraciones, y segundo la cuarentena, factor que les impidió seguir con su vínculo.

En lo que tuvo que ver con la segunda participación de la modelo en «Cantando por un sueño», hubo una verdadera sorpresa de su parte al confesar una novedad inesperada. “Yo estoy en pareja”, dijo. Allí fue cuando los conductores se sorprendieron y sin que se lo pregunten, ella añadió: “Sí, volvimos”. El tema es que no volvió con el comerciante, sino que pegó la vuelta con Agustín Bernasconi, el cantante con el que ya había tenido un romance.

Después, sabiendo que muchos esperaban que mencionara a Martín Baclini como su pareja aunque los indicios eran más que claros por el último contenido que subió a redes sociales con Bernasconi, Agustina Agazzani optó por decir que aún no hay que tildar de noviazgo lo que afrontan en este momento. “Todavía no tengo el título de novia porque ahora corresponde un pedido de noviazgo romántico, bien cursi, él ya sabe. A mi no me hace falta un título para respetarlo, pero sí estoy esperando el pedido. Hicimos la cuarentena en el mismo edificio, después él vive a una cuadra de ahí pero somos vecinos”, manifestó.

La manera en la que Agustina Agazzani definió su romance con Martín Baclini

la modelo se encargó de trazar cómo fue brevemente la relación que falló junto al comerciante. «Con Martín nos estábamos conociendo hacía menos de 20 días cuando empezó la cuarentena. Esa distancia, más el lío mediático, me hizo ver que eso no era para mí. Nos empezamos a conocer y terminó. Fue algo pautado… Lo que sucede, conviene. Capaz yo no era para él, ni él para mí», aseveró.

Luego, Agustina Agazzani fue más profunda a la hora de sacar una conclusión de lo que fue su pequeño vínculo con Martín Baclini. «Nos conocimos muy poco. Él no es un ex para mí. Es alguien que empecé a conocer como podría haber empezado a conocer a otra persona y la exposición hizo que se formalizara para los ojos de los demás. Fuimos a cenar un par de veces. Martín no fue mi novio, para nada. Y un ex tampoco. Ex es alguien con quien compartí algo. Mi ex es quien fue mi novio hasta hace un año y medio», disparó.