Simona fue la primera telenovela en la que trabajó Ángela Torres. La ficción fue parte del prime time en la televisión argentina y llevó a la joven a compartir elenco con el afamado Juan Darthés. La misma se emitió en la señal de El Trece en 2018, antes de la impactante denuncia por violación que Thelma Fardín realizó con el apoyo de Actrices Argentinas. Anteriormente, el actor había sido acusado por Calu Rivero.

En una entrevista reciente con Catalina Dlugi en Agarrate Catalina, por la Radio La Once Diez, Torres recordó lo que fue trabajar a la par del intérprete, actualmente radicado en Brasil. “Siempre estuve de acuerdo con Calu y a favor de ella. Se sabía en las grabaciones. Él daba por hecho que todos creíamos y confiábamos en él, y no era así, para nada. Supongo que, desde su ignorancia, se agarraba de eso para poder ir a trabajar”, reconoció.

“Ya estaba destruido», dijo la actriz y cantante acerca del estado de ánimo que tenía en aquel momento cuando les tocó compartir un trabajo juntos. «Me acuerdo que lo miraba y decía ‘este hombre no está bien, no la está pasando bien’. Se le notaba y era bastante difícil trabajar con él porque tenía en mi cabeza un montón de cosas en las que pensaba, que no estaba para nada de acuerdo con él”.

“A veces hasta me daba impresión tener que compartir ciertas escenas donde yo lo tenía que tratar con mucho amor, como si fuese un padre. Y en la intimidad y lo personal sentía que era todo un horror y no me gustaba tener que compartir ese espacio», agregó al respecto Ángela Torres. «Pero era todo bastante difícil de manejar. Por suerte teníamos un elenco de jóvenes que hacía todo un poco más fácil entre nosotros, y nos divertíamos”.

Por otro lado, la reconocida cantante habló sobre la relación de poliamor que tiene con su pareja, Pepo Maurizi. “Le digo poliamor porque es la forma en la que todos comprenden de lo que hablo pero en la intimidad no sé si decimos ‘lo nuestro es poliamor’, sino que decimos que somos compañeros, nos acompañamos. Tenemos una gran comunicación y eso hace que ninguno la pase mal. Todo el tiempo nos sentimos libres de hablar con el otro sobre lo que sentimos. Y nos escuchamos», aseguró Torres.